Los contenedores y la Pipeline de entrega continua de DevOps

En la actualidad muchas de las prácticas de DevOps se están adoptando en el mundo de la tecnología, como un mejor sistema para reaccionar ante las cambiantes demandas de los mercados actuales. Como sabemos el tener la capacidad de responder a estas demandas, significa el tener un mejor desarrollo y entrega de soluciones de software oportuna y confiablemente. Ante la complejidad que existe en el aspecto de la búsqueda para proporcionar soluciones rápidas de software a empresas de todo el mundo, los profesionales de DevOps han encontrado una manera de lograrlo, esto es gracias a la capacidad de aprovechar la idea de Pipeline de entrega continua para aplicaciones en contenedores.

¿Qué es una aplicación en contenedor?

La razón de ser de las DevOps se centra en generar una aceleración en cuanto a la producción y al mismo tiempo aumentar la calidad del producto. Sin embargo, un punto que no debemos de olvidar es que, para lograr los objetivos anteriormente mencionados, en ocasiones llega a parecer un sueño imposible, sin lugar a dudas esto pudiera parecer un gran reto a vencer, no obstante, en la actualidad se cuenta con técnicas como la contenedorización.

¿Esto qué significa? En realidad, hablamos de que este tipo de técnicas tienen como objetivo el ayudar a aumentar la estabilidad y confiabilidad de las aplicaciones al expandir los enfoques de virtualización, de esta forma se facilita la administración de las aplicaciones. Por lo tanto, podemos decir que la contenedorización virtualiza un sistema operativo para permitir que las aplicaciones se distribuyan en un solo host sin necesidad de máquinas virtuales separadas. ¿Cómo podemos lograrlo? Esto se logra al proporcionar aplicaciones con acceso a un kernel del sistema operativo, que es el módulo central de un sistema operativo.

Cuando se hace uso del núcleo de esta forma, facilita la creación de contenedores aislados que no requieren su propio sistema operativo. Esto es un punto fundamental, ya que genera que las aplicaciones se almacenen en contenedores más pequeños que tienen como cualidad el ser más eficientes en recursos que pueden ejecutarse en cualquier máquina, sin duda alguna un punto a favor que todas empresas valoran.

Y es que podemos mencionar que la portabilidad de las aplicaciones en contenedores conlleva a que se eliminen las dependencias y permita alojar más aplicaciones en un solo servidor gracias al kernel compartido. Por lo tanto, las aplicaciones se iniciarán y se ejecutarán más rápido para el usuario final, mientras que también requerirán menos recursos del servidor que pueden ser destinados para otros procesos. La contenedorización también admite directamente toda la cultura de DevOps al proporcionar la capacidad de escalabilidad que desean los desarrolladores y permitir que las operaciones alcancen la máxima eficiencia.

Otro punto que no debemos dejar de mencionar, es que la contenedorización también admite directamente la infraestructura de Pipeline de entrega continua, al integrarse perfectamente en los procesos.

¿Qué es un Pipeline de entrega continua?

El Pipeline en concepto que pertenece a la entrega continua y en la actualidad se ha convertido en un proceso obligatorio en los sectores tecnológicos del mundo empresarial. Esto se debe a que su principal punto de venta en cuanto a la entrega continua es la capacidad de implementar software con más frecuencia, al tiempo que favorece a que se mantenga tanto la estabilidad como la confiabilidad de los sistemas. El Pipeline de entrega continua se ha convertido en una pila de herramientas que se utilizan para garantizar que las implementaciones de software tengan el menor riesgo posible. Recordemos que la automatización se emplea siempre que es posible para hacer que el proceso de implementación sea más rápido, requiera menos trabajo y esté tan libre de errores como sea posible, he de ahí su importancia en cuanto a su implementación en las empresas de hoy en día.

En la actualidad existe una gran carga laboral que en ocasiones llega a generar error humano, es entonces cuando la automatización brinda ayuda, ya que proporciona una mejor velocidad para hacer tareas o actividades que una era realizadas por personas, y de esta forma convertirlas en procesos que se activan a intervalos regulares o después de que se cumplen las condiciones específicas. Esto crea un entorno de desarrollo donde los desarrolladores pueden centrarse en mejorar la funcionalidad, la facilidad de uso y el rendimiento con la seguridad de saber que los cambios que hagan, tendrán un efecto casi inmediato en el servicio en el que están trabajando.

Además de la automatización, los profesionales de DevOps utilizan varios trucos y técnicas que ayudan a reforzar la velocidad y confiabilidad de la producción.

¿Qué es la implementación azul / verde?

Existen dudas sobre este tipo de implementación, ahora bien, vamos a conocer un poco más sobre ella. El azul / verde hace uso de dos entornos de aplicación separados, que tienen como cualidad principal el turnarse para funcionar como el entorno de desarrollo activo y el entorno de servicio en vivo.

Para desarrollar más este concepto y que quede de una forma más clara, piense en la versión azul como la instancia de la aplicación que actualmente utilizan los clientes, mientras la versión verde está en producción activa. Una vez que las actualizaciones se han realizado y se ha probado a niveles satisfactorios en la instancia verde, el tráfico se puede cambiar al verde mientras que el azul se desconecta. El desarrollo se hace offline y puede tener lugar en la instancia azul, esto genera un proceso intercambia interminablemente entre las dos versiones, que obviamente tiene muchos beneficios al momento de llevarse a cabo.

Otro punto importante a comentar, es que este proceso le permite implementar actualizaciones sin interrumpir el servicio para los usuarios, las actualizaciones son importantes y se puede generar de una excelente forma gracias a la transición sin problemas a versiones actualizadas que ya se han probado en el mismo entorno. Además, la implementación azul / verde le brinda una forma sencilla de revertir los cambios a la versión más reciente, en dado caso de que lleguen a surgir problemas inesperados, esto se hace una vez que la instancia recién actualizada se haya implementado por completo.

Ciertamente esta técnica provee una reducción en cuanto al riesgo de implementación, pero también otorga una mejora drástica a la experiencia del usuario, al reducir el tiempo de inactividad del servicio durante las transiciones de actualización. Un aspecto más que se puede mejorar, es la moral del equipo, puesto que elimina la necesidad de lanzar actualizaciones en horarios pocos comunes de la noche (lo que requiere que el personal esté de guardia toda la noche) para evitar incomodar a los usuarios durante los periodos de tráfico durante el día.

Cuando se lleva a cabo la combinación de la tecnología de contenedorización con herramientas y estrategias de Pipeline de entrega continua, le proporciona lo mejor de ambos mundos para un desarrollo y despliegue de aplicaciones rápido, eficiente y estable.

¿Cómo trabajan en conjunto?

Hasta el momento hemos conocido algunas ventajas que tiene la Pipeline de entrega continua, pero seguramente queda la duda sobre el cómo encaja todo junto. En este sentido, hay que tomar en cuenta que, la cadena DevOps tiene muchas partes móviles cuando se trata de las distintas herramientas y procesos involucrados en cada enlace.

La contenedorización hace que exista una reducción por parte de este volumen y proporciona aplicaciones que son tanto más ligeras, como más rápidas que requieren una menor cantidad de recursos de los servidores, al tiempo que reduce la varianza de las dependencias. Empaquetar cuidadosamente todo lo que una aplicación necesita para ejecutar en un solo contenedor, ayuda a alcanzar los objetivos de las operaciones, al tiempo que aumenta la capacidad de los desarrolladores para cumplir sus propios objetivos. Un punto a favor es que los contenedores son más baratos y más rápidos de ejecutar, a la vez que ofrecen una potente capacidad para la creación de versiones.

La entrega continua enfatiza la automatización de los procesos que tienen como característica el funcionar mejor cuando están optimizados y al mismo tiempo reconocer el valor de las pruebas y la implementación manuales. La integración de la automatización en el proceso de implementación proporciona lo mejor de ambos mundos, puesto que la entrega se maneja rápidamente y sin comprometer la calidad de los entregables. Los encargados de hacer las pruebas proporcionan sus conocimientos únicos sobre el sistema, mientras que la automatización mejora su enfoque en las áreas que requieren un toque hábil. Si bien, la automatización no es la respuesta a todos los problemas, los procesos Pipeline de entrega continua, sí que están diseñados para identificar dónde funciona mejor, mientras se proporcionan herramientas y estrategias para la implementación.

Las estrategias como la implementación azul / verde que aceleran el tiempo de desarrollo al mismo tiempo que aumentan la estabilidad de la compilación y la implementación, son otra pieza del paquete DevOps diseñado para optimizar el rendimiento de operaciones de TI. Desarrollar aplicaciones en contenedores y canalizarlas a través de su canal de entrega continua conducirá a implementaciones más rápidas y más exitosas. La creación de aplicaciones más pequeñas y eficientes al tiempo que utiliza herramientas de Pipeline de entrega continua abarca la esencia de DevOps para maximizar el potencial de sus equipos.

 

FixStream - Demo