Tu estrategia digital está preparada para el futuro (parte 3)

Tu estrategia digital está preparada para el futuro (parte 3)

HIXSA

24 enero, 2024

Comprender las tendencias y desarrollar una buena estrategia digital requiere un análisis exhaustivo y una estrecha cooperación en toda la empresa. La parte más difícil e importante de un viaje de transformación digital es reposicionar a la organización como una empresa digital primero. Algunas de las limitaciones de digitalización que se encuentran a menudo incluyen:

  • Falta de estrategia y comprensión del potencial de valor o la necesidad de cambiar.
  • Gobernanza poco clara y apropiación de los esfuerzos de digitalización.
  • Formas de trabajo y cultura que no son ni digitales ni ágiles, con competencias que permanecen dispersas por toda la empresa.

Para superar estas limitaciones, ofrecemos tres formas en que los fabricantes pueden lograr una implementación exitosa de la estrategia digital.

Cómo implementar una estrategia digital exitosa

1. Reimagina el modelo de negocio con una estrategia digital

La adaptación de modelos de negocio existentes o la creación de nuevos se sustentan, principalmente, en el deseo de mejorar las interacciones con los clientes y satisfacer las nuevas demandas del mercado.

Algunos ejemplos comunes de reinventar modelos de negocio para fabricantes discretos incluyen la ampliación de la cadena de valor mediante la integración vertical, que permite influir en las decisiones de los clientes.

Otro enfoque es la transición a un modelo de fabricación como servicio (MaaS), diseñado para adaptarse a tamaños de lote más reducidos y demandas de plazos de entrega más cortos.

2. Transformación de los activos digitales

Los activos y soluciones digitales se verán diferentes dependiendo del mercado. La clave es asegurarse de que los activos y soluciones digitales elegidos por la compañía respalden la estrategia tanto en términos de proteger el negocio de hardware principal actual como en encontrar nuevas formas de interactuar con el cliente para generar nuevas fuentes de ingresos.

Considera las siguientes tecnologías como parte de la transformación de activos digitales y soluciones.

Internet Industrial de las Cosas (IIOT):

Los fabricantes discretos están interesados en obtener acceso a los datos de rendimiento de sus productos suministrados a través de la tecnología de vanguardia. La recopilación y el uso de estos datos permite a los proveedores de equipos existentes una ventaja en el servicio a los clientes existentes a través de un mejor servicio y nuevas soluciones digitales.

Inteligencia artificial (IA):

Un estudio de EY de 2021 sobre la IA en las industrias manufactureras europeas encuestó a 110 personas de todo el continente sobre los niveles actuales de madurez de la IA, el impacto y las barreras para el cambio. Para las empresas de manufactura discreta, los beneficios han comenzado a materializarse dentro de las operaciones. Se esperan beneficios adicionales significativos en los próximos años, no solo dentro de las operaciones, sino también dentro de la interacción con el cliente y la oferta de productos en sí. Creemos que los fabricantes se beneficiarán significativamente en el futuro no solo dentro de sus operaciones, sino también dentro de sus interacciones con los clientes y las propias ofertas de productos. La IA y el aprendizaje automático (ML) serán tecnologías clave buscadas por las empresas de productos industriales a la hora de desarrollar o adquirir activos y soluciones digitales.

3. Reimaginación de las operaciones en estrategias digitales

Las operaciones digitales reimaginadas deben incluir indicadores clave de rendimiento (KPI) digitales personalizados que sean relevantes en todas las funciones de la organización. Al mejorar y enfatizar estos KPI digitales, se mejoran las métricas de rendimiento, lo que debería conducir a un aumento de los ingresos, la reducción de costos y una mejora en el capital de trabajo.

Un ejemplo destaca cómo un gran fabricante llevó a cabo un análisis integral de la empresa para evaluar los beneficios financieros de la digitalización, estableciendo KPI de rendimiento digital y objetivos a tres años para las unidades y funciones de negocio. Este enfoque meticuloso y personalizado es fundamental para una transición exitosa hacia una empresa digital

Cumplimiento de KPI

Los fabricantes buscan mejorar sus indicadores clave de rendimiento (KPI), centrándose en los resultados en lugar de la tecnología. Sin embargo, al enfrentar la necesidad de actualizar su tecnología, deben ir más allá de simplemente considerar la última versión de los sistemas ERP.

Es esencial evaluar completamente las posibilidades digitales al rediseñar las operaciones internas, evitando quedar atrapados en enfoques obsoletos de gestión empresarial mientras buscan mejoras incrementales y a corto plazo.

Este equilibrio a menudo se presenta como un desafío. Una manera de abordar esta situación es tener una visión a largo plazo clara y audaz, o un objetivo, respecto a lo que es alcanzable, y garantizar que las mejoras a corto plazo estén alineadas con esa visión para no obstaculizar innecesariamente los objetivos a mediano y largo plazo.

Dos ejemplos de estas visiones dentro del ámbito de la producción incluyen la “producción lights-out” y la “manufactura closed-loop”:

Producción lights-out:

Avances tecnológicos pueden posibilitar mayores niveles de automatización a costos más bajos. Cuando se integra con el monitoreo automático de máquinas mediante IA y ML, los fabricantes pueden impulsar operaciones sin la necesidad de intervención humana.

Manufactura closed-loop:

La digitalización del proceso de fabricación está evolucionando de manera progresiva de configuraciones discretas e independientes hacia un proceso integrado con mayor precisión y calidad. El objetivo final es lograr máquinas autoajustadas basadas en resultados de producción anteriores, comúnmente conocidas como manufactura closed-loop.

Aunque aún existen restricciones técnicas y económicas para realizar completamente estas visiones, es sabio avanzar de manera gradual hacia estas estrategias mientras se obtienen beneficios financieros en el trayecto.

Otro ejemplo es la automatización de todos los pronósticos. Aunque la falta de sistemas de soporte y fuentes de datos hace que esto no sea factible a corto y mediano plazo, una forma de prepararse para la visión a largo plazo es comenzar a trabajar con sistemas basados en datos en lugar de invertir tiempo y recursos en implementar sistemas de predicción basados en procesos.

Preguntas que debes hacer antes de planear una estrategia digital

Si bien muchos analistas de la industria han limitado su visión de la transformación digital en la industria manufacturera a las posibilidades de automatización y las capacidades de una o varias tecnologías individuales, creemos que estos beneficios son solo la punta del iceberg en términos del impacto total que la digitalización tendrá en la industria de fabricación en las próximas décadas.

A medida que los fabricantes desarrollan sus estrategias digitales y se embarcan en una transformación digital en toda la empresa, deberían hacer las siguientes preguntas:

  1. ¿Estamos abriendo nuestra imaginación lo suficiente como para pensar cómo querrán interactuar nuestros clientes dentro de 10 años?
  2. ¿Qué activos y soluciones digitales necesitamos para aumentar nuestra relevancia para el futuro cliente y cómo implementarlas de manera efectiva?
  3. ¿Qué hacen las mejores empresas del mundo y qué podemos aprender de ellas?
  4. ¿Dónde nos encontramos en relación con nuestros competidores presentes y futuros? ¿Cuánto tiempo tenemos para mejorar nuestra posición competitiva o mantenernos a la vanguardia?
  5. ¿Cómo podemos reimaginar radicalmente formas más inteligentes de aprovechar las tecnologías digitales? ¿Cuál sería el esfuerzo en relación con los beneficios financieros y competitivos?

Resumen

En resumen, una estrategia digital exitosa debe abrazar tanto un enfoque a largo plazo, mediante la adopción del “arte de lo posible”, como la capacidad de aprovechar las oportunidades digitales para obtener beneficios financieros a corto plazo.

La industria de manufactura está experimentando cambios significativos a medida que los mundos físico y virtual se encuentran. Esto conducirá a nuevas formas de operar. También desafiará la forma en que los clientes quieren hacer negocios y cómo se define el panorama competitivo. Una estrategia digital sólida y gestionable ayudará a los fabricantes a poner una estrategia de transformación digital como prioridad.

También te puede interesar: ¿Tu estrategia digital está preparada para el futuro? (Parte 2)

AutomationEdge para impulsar tu estrategia digital

La tecnología inteligente altamente avanzada de AutomationEdge reúne todas las herramientas esenciales necesarias para la automatización empresarial, como inteligencia artificial, aprendizaje automático, chatbot, ETL, integraciones API listas y automatización de procesos de TI.

Si deseas obtener más información sobre cómo AutomationEdge puede ayudar en tu proceso de transformación digital, ponte en contacto con nuestro equipo y comprueba cómo con la hiperautomatización es posible aumentar la eficiencia, la satisfacción de los empleados, optimizar las operaciones repetitivas, además de aumentar la satisfacción del cliente reduciendo errores, costos y tiempos de resolución.

Consulta la información original.

Guía del CIO para la evaluación de soluciones RPA

En esta guía para CIO’s compartimos las claves para evaluar soluciones de RPA para tu negocio.

Guía de AI Service Desk y Automatización

En este documento te compartimos un modelo probado de automatización de la mesa de servicio de TI, que ayuda a analizar desafíos, evaluar soluciones y elegir el mejor enfoque de automatización.

10 consejos de lectura obligada para seleccionar un sistema ECM

En este eBook te mostramos cómo un sistema ECM y la gestión inteligente de la información puede hacer tu negocio más competitivo

Business Case para la Gestión de Contenido Empresarial

En este eBook te compartimos como la afluencia de contenido muy diverso de una variedad de sistemas y repositorios apunta a la urgente necesidad de las empresas invertir en la gestión de contenidos para tomar control de su contenido.